La importancia de la actividad física para los niños

Niños corriendo y jugando en el bosque haciendo actividad física

Los beneficios de la actividad física para los niños durante el desarrollo de la primera infancia

Cualquier padre o cuidador estará probablemente de acuerdo en que dejar que un niño corra y juegue a lo largo del día beneficia todo el mundo - y hay muchos datos científicos que lo respaldan. Los estudios demuestran una y otra vez que los niños que son más activos a diario tienden a comportarse menos y les resulta más fácil concentrarse en las tareas importantes, incluido el trabajo escolar.

La actividad física regular también ayuda a los niños pequeños:

  • Aumentar la resistencia y desarrollar músculos y huesos fuertes
  • Mantener buenos patrones de sueño
  • Mejorar la motricidad fina, incluyendo el equilibrio, la destreza y la flexibilidad
  • Desarrollar mejores habilidades sociales
  • Mantener los hábitos saludables en la edad adulta 
  • Formar una visión positiva de la salud, incluyendo el peso y la dieta
  • Tener más confianza en sus capacidades
  • Y más.

Animar a los más pequeños a participar en actividades físicas al aire libre también tiene una serie de ventajas durante el desarrollo de la primera infancia. Puede leer nuestra anterior entrada del blog, "Los beneficios del juego al aire libre en el desarrollo de la primera infancia" para saber más.

¿Cuánta actividad física deben realizar los niños cada día?

La mejor manera de determinar una rutina de actividad física diaria que beneficie a su hijo es consultar con su pediatra o proveedor de atención primaria. Las siguientes sugerencias proceden de Directrices de actividad física para los estadounidenses publicada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Este esquema está diseñado para proporcionar orientación basada en la evidencia para animar a las personas de todas las edades a mantener su salud a través de la actividad física. 

Niños pequeños: Edades 2-3

Hay que animar a los niños pequeños a participar en unos 60 minutos de actividad física (juego activo) a lo largo del día, todos los días. A esta edad, ya caminarán, correrán, darán patadas, lanzarán y alcanzarán todo lo que puedan agarrar. Ofrecerles oportunidades constructivas para practicar estas habilidades motoras es esencial para un desarrollo saludable. 

Preescolares: De 3 a 5 años

Los niños en edad preescolar, de tres a cinco años, deben pasar al menos tres horas al día realizando actividades físicas. El juego activo para los niños de esta edad debe incluir ejercicios aeróbicos divertidos como correr, atrapar y lanzar, nadar, montar en bicicleta, etc. Aparte de dormir, los niños en edad preescolar no deben estar inactivos durante períodos prolongados. Así que cuantas más oportunidades tengan de estar activos, mejor será para su desarrollo físico.

Adolescentes: De 6 a 12 años

Al llegar a la adolescencia, los niños deberían realizar una hora o más de ejercicio aeróbico y actividades de fortalecimiento al día. Hay que animarles a participar en actividades más moderadamente exigentes, como practicar deportes de forma competitiva, así como a fortalecer los huesos y los músculos haciendo cosas como saltar a la cuerda o escalar. 

Adolescentes: De 13 a 17 años

A partir de los trece años, la mayoría de los adolescentes deberían realizar al menos una hora diaria de actividad física de moderada a intensa. Para entonces, los jóvenes adultos deben crear una rutina de ejercicios que incorpore actividades aeróbicas como correr, nadar o montar en bicicleta, y ejercicios de entrenamiento de fuerza como el levantamiento de pesas.

4 formas divertidas de fomentar la actividad física en los niños

Los padres y cuidadores son responsables del bienestar de los niños a los que cuidan, por lo que es importante animar a los pequeños a ser más activos físicamente. He aquí cuatro maneras de animar a los niños de cualquier edad a participar en más actividad física cada día: 

1. Haz que el ejercicio sea divertido

Cada niño tiene sus propias preferencias en cuanto a las actividades físicas que considera divertidas, por lo que es importante hablar con él para saber qué actividades le gustan más. Esto te permitirá incorporar sus intereses a su tiempo de juego activo para que puedan empezar a construir una relación positiva con el hecho de ser activos y saludables.

2. Involucrar a toda la familia

Independientemente de su edad, encontrar tiempo para ser más activo físicamente puede tener muchos efectos positivos en su bienestar. Además, si toda la familia se centra en mantener o mejorar su salud, también podrá pasar más tiempo de calidad juntos. Planifique excursiones en familia, paseos en bicicleta por el barrio o un día de natación en la piscina. Cuanto más disfruten todos de la actividad, más divertida será para todos. 

3. Dar un ejemplo positivo

Si tus hijos ven lo mucho que disfrutas practicando deporte, ciclismo o cualquier otra actividad física, serán más propensos a unirse a ella o a probarla por sí mismos. También es importante recordar que no hay que desanimarse por no cumplir un objetivo físico o por perder un partido deportivo. Da el ejemplo de ser un buen jugador de equipo, así como un entrenador alentador para ti y para tus hijos.

4. Proporcionar oportunidades adecuadas a la edad

Unirse a un equipo deportivo, o tomar una clase de baile o de karate son formas divertidas de hacer que los pequeños participen en juegos activos y desarrollen al mismo tiempo importantes habilidades para la vida. También puedes ofrecer a tus hijos oportunidades constructivas para que sean más activos a lo largo del día, ¡sin siquiera salir de casa! Si les proporcionas juguetes activos, como cuerdas para saltar, balones deportivos, bicicletas, patinetes o aros de hockey, se mantendrán en pie y activos a su antojo.

El Museo del Niño del Condado de Sonoma tiene recursos para ayudar a los niños a mantenerse activos.

En el Museo de los Niños del Condado de Sonoma, nos esforzamos por ofrecer a las familias oportunidades y recursos valiosos que sean divertidos, atractivos y educativos. Nuestro Blog PLAYology Playbook está lleno de actividades caseras que puedes hacer con niños de todas las edades, incluyendo muchas ideas para que tu pequeño se ponga en movimiento.

También le invitamos a visite el museo y disfruta de un valioso tiempo de juego activo con el equipo del CMOSC. 

Acontecimientos

Suscripción al boletín de noticias